IMPRESCINDIBLES 2013 (08): ARCADE FIRE, "Reflektor"


Uno de los regresos más esperados del año era el de Arcade Fire y la verdad es que nos han sorprendido a todos con su nuevo trabajo, Reflektor. Y decimos esto de forma positiva, ya que hay que reconocer que han hecho una apuesta arriesgada que debemos valorar, puesto que tras unos discos anteriores diferentes entre si, pero con muchos puntos en común, en Reflektor es muy difícil encontrar nada que los una a los anteriores, ya que en este caso apuestan por canciones más experimentales, llenas de sonidos muy diversos, que ellos explican como consecuencia de un viaje en el que Win Buttler acompañó a Régine Chassagne a Haití, provocando un cambio en su manera de ver las cosas, pero con ese toque elegante que siempre acompaña a sus composiciones. Y quizá sea esa elegancia la etiqueta fundamental para comprender la música de los canadienses que parece que hagan lo que hagan lo tocan con una varita mágica que lo convierte en algo multitudinario. Dicho esto, el álbum en si está compuesto por 13 canciones repartidas en dos discos, y que probablemente es la única pega que se les puede poner, ya que la duración de muchas de estas canciones se hace demasiado larga. Ya desde el comienzo, con "Reflektor", se puede observar como este no es un disco cualquiera, en una canción con un ritmo perfecto, en la que probablemente tenga algo que ver la producción de James Murphy, a la que se van acompañando guitarras, teclados, arreglos orquestrales, voces, coros (incluidos los del gran David Bowie), que se ensamblan a la perfección.


Con "We exist", crean una atmósfera distinta, con una base electrónica potente, pero con un sonido más atmosférico, que se va convirtiendo en algo más profundo a medida que avanza la canción, que se conecta con los ritmos más tribales  de "Flashbulb eyes", en su acercamiento al dub y los sonidos de raíz.


En "Here comes the night time", continúan con los ritmos tribales en una canción que va creciendo de manera lenta, hasta llegar a un final apoteósico y acelerado en la que todos los elementos se juntan de manera sorprendente.


"Norman Person" cambia un poco el panorama, ya que ahora las guitarras son las protagonistas, con un sonido más potente y enérgico. "You Already know" es, probablemente, la canción que más se aparece a sus composiciones anteriores, con instrumentos más tradicionales y estribillo pegadizo, aunque sin perder ese toque de experimentación presente en este nuevo trabajo.


"Joan of Arc" es un corte más profundo y siniestro que da paso al segundo disco, que arranca de manera extraña con "Here comes the night time II", para pasar a la ensoñación y el hedonismo que se desprende de "Awful sound (Oh Eurydice)", o la electrónica mas sensual de "Porno", antes de ofrecernos otro de los momentazos de este Reflektor, con "Afterlife", una canción en la que de nuevo todo suena  a la perfección y que hace que este nuevo trabajo de Arcade Fire no deje de ser una evolución en su sonido que nos encanta y que ellos se pueden permitir.



Escúchalo en: Spotify, Deezer, Grooveshark

Llévatelo a casa

 
No Sin Mi Ano © 2012 | Designed by Rumah Dijual , in collaboration with Buy Dofollow Links! =) , Lastminutes and Ambien Side Effects